2.3 Guinjata Beach

 

Pasear por la playa de Guinjata con marea baja es recuperar sensaciones perdidas, espacios vírgenes, aire puro,  arenas doradas y extraordinariamente limpias, jalonadas de pequeños tesoros multicolores en forma de conchas, restos de la salvaje batalla por la vida que se libra día a día en los arrecifes coralinos.

Fuente de vida y alimento para los habitantes de la zona costera, esta maravilla necesita urgentemente una gestión responsable que evite la destrucción de sus milenarias dunas, la muerte de tortugas, mantas y tiburones a manos de pescadores furtivos y la pérdida de su extraordinaria bio-diversidad por efecto de un turismo poco responsable.

Anuncios